Quienes somos
Países | 
Análisis
Biblioteca
Noticias
Agenda
ObservatorioElectoral.orgObservatorioElectoral.org
ESTADOS UNIDOS MEXICANOS: Análisis Últimos artículos
ELECTORAL Electoral
Elección Federal
[11 de Julio de 2003] (leer)

"El abstencionismo afloró en una dimensión desconocida para México"
Entrevista a Arturo Núñez Jiménez, ex Director General del Instituto Federal Electoral (IFE)
[15 de Julio de 2003]


"Podría apuntarse como posible causa de abstención que en esta ocasión no estaba en juego la hegemonía del PRI -como lo estuvo por lo menos desde 1988- y eso generó menor interés"

¿Cómo interpreta los resultados de las elecciones de medio término en México y quiénes son los verdaderos ganadores y perdedores?

El domingo 6 de julio hubo comicios en México para elegir los 500 diputados al Congreso de la Unión. Asimismo, hubo elecciones en diez entidades federativas: en seis estados se votó por gobernador, diputados locales y ayuntamientos; en otros tres estados por los integrantes de los congresos locales y de los ayuntamientos; y en el Distrito Federal, donde tiene su asiento la ciudad de México, 16 jefes delegacionales y los diputados a la Asamblea Legislativa.

Si se toma en consideración que toda elección a mitad del período presidencial tiene inevitablemente un carácter plebiscitario acerca del desempeño como gobierno del partido en el poder, es claro que la ciudadanía castigó con su voto al presidente Vicente Fox y a su Partido Acción Nacional (PAN).

Para apreciar quiénes son los ganadores y los perdedores de esta elección, bastaría ver los resultados obtenidos hasta ahora en el 2003 -sujetos sólo a los ajustes finales que reporte la etapa de solución de las controversias ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación-, comparados con los del año 2000:

PARTIDO
POLITICO
DIPUTADOS DE
MAYORIA RELATIVA
DIPUTADOS DE REPRESENTACION
PROPORCIONAL
TOTAL
AÑO 2000 AÑO 2003 AÑO 2000 AÑO 2003 AÑO 2000 AÑO 2003
1. Partido Acción Nacional(PAN) 136 82 70 71 206 153
2. Partido RevolucionarioInstitucional (PRI) 131 160 80 64 211 224
3. Partido de la Revolución Democrática (PRD) 26 55 24 40 50 95
4. Partido Verde Ecologista de México (PVEM) 6 (1) 3 11 14 17 17
5. Partido del Trabajo (PT) 1 (2) 0 7 6 8 6
6. Partido Convergencia por la Democracia (PCD) 0 (2) 0 3 5 3 5
7. Partido de la Sociedad Nacionalista (PSN) 0 (2) 0 3 0 3 0 (3)
8. Partido Acción Social (PAS) 0 (2) 0 2 0 2 0 (3)
TO T A L: 300 300 200 200 500 500
(1) En alianza con el PAN
(2) En alianza con el PRD
(3) Pierden su registro legal al no obtener 2% de la votación nacional. Lo mismo les ocurrió a otros tres partidos que se presentaron a elección por vez primera.

De ese cuadro, puede advertirse que el crecimiento del PRI en 13 diputados (de 211 a 224) y del PRD en otros 45 (de 50 a 95), giró en buena medida contra la caída de 53 en el número de legisladores del PAN (de 206 a 153). En virtud de que las diferencias mayores se registraron en el número de diputados electos por el principio de mayoría relativa, los avances del PRI y el PRD sobre el PAN son más que proporcionales a lo que reportaron los porcentajes de la votación nacional. Esto es, resultó mayor la diferencia en representación parlamentaria que en votación.

¿En qué medida los resultados respondieron a lo previsto?

En términos generales puede afirmarse que acertaron la mayoría de las encuestas difundidas previamente a la jornada comicial y al finalizar ésta. Quizá la única diferencia notable entre los pronósticos de los sondeos y los resultados, se registró en relación con el tamaño de la disminución del PAN en el número de diputados con que contará su grupo parlamentario, ya que se estimaba mucho menor.

¿Cómo queda Fox y su agenda de reformas tras la elección?

Desde un punto de vista de cifras agregadas en igual situación que en el 2000, porque ningún partido político por sí solo obtuvo la mayoría absoluta (251) de la Cámara de Diputados y el Senado no se modificó en esta ocasión, donde tampoco nadie tiene mayoría absoluta. Sin embargo, al tomar en consideración las cifras relativas y los posibles acuerdos parlamentarios a adoptar por los partidos representados en la Cámara, se reduce el número de posibilidades para que el PAN alcance la mayoría absoluta necesaria para el proceso legislativo ordinario (en el 2000 podía construirla con el PRI o con el PRD solo, o con el PRD y los demás partidos. Ahora, en el 2003, sólo la podrá construir con el PRI o con el PRD y los demás partidos); obviamente la mayoría calificada (334) requerida para reformas constitucionales sólo la alcanzaría con el PRI. A diferencia del 2000, el PRI podría ahora reformar la Constitución con el PAN (igual que en el 2000) pero también con los demás partidos PRD, PVEM, PT y PCD (que en el 2000 no podía).

Más allá de las alianzas hipotéticas que se puedan construir con los números de diputados, lo cierto es que la situación del presidente Fox se complicará más en la percepción ciudadana, ya que él y el PAN le dieron un carácter aún más plebiscitario sobre su gestión a estos comicios, al haber convocado el voto bajo el slogan "quítale el freno al cambio", cosa que no ocurrió. El encono de la contienda puede influir en hacer más difíciles los acuerdos que en el primer trienio, habida cuenta que el propio Presidente de la República se involucró en las campañas panistas.

¿Y cómo queda el PAN como Partido?

A su vez, también se complicará la situación al interior del PAN, donde hay muchos que no se identifican plenamente con la gestión de Fox y su equipo de trabajo, en el cual no predominan los cuadros del partido. En las primeras explicaciones públicas sobre las causas del retroceso electoral panista se ha empezado a apreciar de nueva cuenta la distancia que siempre ha habido entre el Presidente y su partido. 61 años como oposición han pesado demasiado en el comportamiento del PAN como partido en el poder.

La viabilidad de las reformas foxistas -fiscal, eléctrica, laboral, entre otras- seguirá estando condicionada a un acuerdo necesario con el PRI, el cual no se ve fácil de alcanzar si se considera que, además de los agravios derivados de la campaña electoral y de las complejidades inherentes a cada una de esas reformas, todavía está por darse el desenlace por la vía penal del llamado caso Pemex, los desenlaces administrativo y penal de los Amigos de Fox y el desenlace penal de las investigaciones sobre la 'guerra sucia' de los años sesenta, que en conjunto contribuirán a enrarecer aún más las relaciones PRI-PAN.

¿Esta elección implica una resurrección del PRI con vistas a la próxima elección presidencial?

Puede decirse que los resultados le permiten posicionarse de mejor manera con vistas a los comicios presidenciales del 2006. A eso contribuye también que haya ganado cuatro de las seis gubernaturas en disputa el 6 de julio, destacando la recuperación de la del importante Estado de Nuevo León que el PAN gobernó los últimos seis años.

La sucesión presidencial del 2006 se ha adelantado, por tres causas: 1) el precedente del propio presidente Fox, que hace seis años, al día siguiente de los comicios del 6 de julio de 1997, anunció su decisión de buscar la candidatura panista; 2) la sensación de vacío de poder que se vive en México, con un Gobierno Federal al que todavía le faltan 3 años, 4 meses y medio para concluir su período constitucional; y 3) una cierta fuga al futuro por parte de todos los actores políticos ante las dificultades presentes para construir acuerdos.

Desde el IFE se sostenía que éstas serían "las elecciones mejor organizadas de la historia". ¿Cuál es su evaluación?

La imparcialidad de la autoridad electoral, la transparencia de los procedimientos para recibir el voto ciudadano y contarlo oportunamente, así como la eficacia en toda la organización del proceso electoral, ha sido acreditada exitosamente de nueva cuenta por el Instituto Federal Electoral. Consolida así lo hecho en 1991, 1994, 1997 y el 2000, elecciones que le ha correspondido conducir.

¿Un comentario sobre la participación electoral?

Lamentablemente el abstencionismo afloró en una magnitud que no se conocía en México desde hace muchos procesos electorales federales. Alcanzó el 58.32% del electorado registrado en el padrón.

Desde luego, un fenómeno como éste se debe a muchas causas. Descontando que siempre tiene menor participación una elección legislativa sola que una que coincide con la presidencial, podría apuntarse como posible causa de abstención que en esta ocasión no estaba en juego la hegemonía del PRI -como lo estuvo por lo menos desde 1988- y eso generó menor interés.

También habría que considerar el desencanto que en relación con las expectativas generadas ha ocasionado el autodenominado 'gobierno del cambio' que encabeza Fox. Este ha sostenido que para derrotar al PRI en el 2000, después de 71 años, fue necesario ofrecer de más. Como sea, parece que ahora lo cobraron los electores.

En realidad todos los partidos recibieron ahora menos votos en números absolutos que en el 2000. Por ello no puede dejar de mencionarse que los resultados refieren un desgaste del gobierno y el sistema de partidos en su conjunto, máxime si se toma en cuenta que uno de los debates más importantes de la campaña fue acerca de sí el gobierno debía promover el voto o sólo tenía que hacerlo el IFE. La respuesta ciudadana da cuenta que nadie tuvo éxito en ese cometido.

Si se asocia el nivel de abstencionismo con el hecho de que por vez primera en México se empieza a hablar de que en el 2006 habría candidatos 'ciudadanos', supuestamente apartidistas, verdaderos 'outsiders', se tendrá que convenir que los resultados son un fuerte llamado de atención a todos los partidos de México para que trasciendan sus pleitos internos y los desencuentros entre ellos, ocupándose en mayor medida de los asuntos que preocupan a la ciudadanía.

Parece remota la posibilidad de que llegue a la Presidencia de México un 'outsider' -habría que debatir la posibilidad jurídica de la candidatura independiente que no es clara y saber la disposición real y la viabilidad de quienes se mencionan (Carlos Slim, Jorge Castañeda y Juan Ramón de la Fuente)-, pero nadie podría sostener que el país esté vacunado para siempre en contra de esa forma de rechazo al sistema de partidos.

¿Cómo se ha desarrollado la cuestión del financiamiento de la campaña electoral, teniendo en cuenta los antecedentes del conflicto alrededor de la campaña de Fox tres años atrás?

Conforme a la legislación vigente, el IFE fiscaliza los gastos de campaña a partir de los informes que deben presentar los partidos políticos 60 días después de concluidas aquéllas. Así que por lo que se refiere a estas elecciones, todavía no se conoce nada sobre la rendición de cuentas.

Sin embargo, buena parte del debate político durante el período de campañas se centró en los casos Pemex y Amigos de Fox que se vienen arrastrando desde el 2000. Por ello los partidos han coincidido en que uno de los temas prioritarios que deberán abordar diputados y senadores en la LIX Legislatura del Congreso de la Unión, que inicia funciones el 1° de septiembre próximo, será precisamente el de una nueva generación de reformas electorales que incluya el fortalecimiento de las facultades de fiscalización del IFE que ha tropezado con algunos obstáculos, tales como los secretos bancario, fiduciario y fiscal que las autoridades competentes en cada caso han esgrimido para negarle información, lo que se ha podido superar después de lentas resoluciones judiciales al respecto. Desde luego, las reformas incluirían otros aspectos para reducir costos de las campañas y la organización comicial.

En el balance, ¿qué dejó esta elección?

La elección ha dejado en seis el número de partidos con registro legal. Al retratar la situación en que se encuentra el sistema mexicano de partidos es de destacarse que sólo el PRI acreditó plenamente su condición real de partido político implantado en todo el territorio nacional, lo que debe mover a la reflexión a las demás fuerzas políticas.


  Imprima este artículo.
  Recomiende este artículo.
  Opine en nuestro foro sobre este artículo.
 
PAISES
Nueva Mayoría.com
ARGENTINA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BOLIVIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BRASIL
Información General Encuestas Electoral Análisis
COLOMBIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
COSTA RICA
Información General Encuestas Electoral Análisis
CHILE
Información General Encuestas Electoral Análisis
ECUADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
EL SALVADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
GUATEMALA
Información General Encuestas Electoral Análisis
HAITI
Información General Encuestas Electoral Análisis
HONDURAS
Información General Encuestas Electoral Análisis
MEXICO
Información General Encuestas Electoral Análisis
NICARAGUA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PANAMA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PARAGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
PERU
Información General Encuestas Electoral Análisis
REP. DOMINICANA
Información General Encuestas Electoral Análisis
URUGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
VENEZUELA
Información General Encuestas Electoral Análisis
«« imprimir recomendar agregar a favoritos links contacto home
ObservatorioElectoral.org