Quienes somos
Países | 
Análisis
Biblioteca
Noticias
Agenda
ObservatorioElectoral.orgObservatorioElectoral.org
REPÚBLICA DE BOLIVIA: Análisis Últimos artículos
ENCUESTAS Encuestas
Manfred Reyes Villa sigue favorito
El militar retirado y ex alcalde de la tercera ciudad del país, Manfred Reyes Villa, continúa siendo el favorito para convertirse en el sucesor del presidente Jorge Quiroga en las elecciones del 30 de junio. Bolivia elegirá Presidente por quinta vez consecutiva desde 1982, cuando el país retornó al sistema democrático, tras más de veinte años de inestabilidad política signada por constantes golpes de Estado.
[26 de Junio de 2002] (leer)

"Tras las municipales en Bolivia, ¿un escenario
nacional sin partidos?"
Por Jorge Lazarte R.
[Diciembre de 2004]

.- El contexto de crisis generalizada que vive el país ha convertido una elección “local” municipal, la séptima directa desde la instauración de la democracia en 1982, en una prueba de valor nacional. El país sigue viviendo los efectos de la crisis que estalló en octubre de 2003, cuyo levantamiento popular, el más dramático de las últimas dos décadas, provocó la caída del gobierno. Por tanto los resultados que ya se conocen de las recientes elecciones municipales de 5 de diciembre, permiten poner de relieve algunas conclusiones políticas importantes de alcance nacional.

Como se sabe, “octubre” encontró su salida “institucional” en la posesión como Presidente del país, del que en el anterior gobierno había sido el Vicepresidente de la República, pero dejó intacto el poder de los partidos en el parlamento surgido de las elecciones nacionales de junio de 2002. Políticamente lo que estuvo en juego fue saber hasta qué punto la crisis de octubre impactó sobre la nueva relación de fuerzas constituida en las elecciones de junio.

2.- Por de pronto debe decirse que esta fue la primera elección local en la que la referencia al gobierno estuvo ausente, como no suele ocurrir en este tipo de elecciones “intermedias” entre dos elecciones nacionales , pues el gobierno actual no sólo no tuvo candidatos oficiales sino que además es un gobierno sin partidos desde octubre de 2003. Los referentes contextuales del voto fueron la crisis generalizada en el país, la crisis política y de representación, y las “Agrupaciones Ciudadanas” (ACs), y “Pueblos Indígenas”(PIs), cuya novedad quizá contribuyó decididamente a elevar la participación electoral.

3.- Estas ACs y PIs fueron otro de los efectos de “octubre”, que hizo inevitable su consagración constitucional, luego de que los partidos habían resistido su viabilización durante muchos años, a pesar de la demanda creciente de la opinión pública de “desmonopolizar” la representación política. A partir de las reformas constitucionales de febrero de 2004, las ACs y PIs son reconocidos como equivalentes funcionales de los partidos, con requisitos de constitución y funcionamiento iguales.

Esta liberación de la representación política provocó inicialmente una explosión de ACs y PIs, que en más de 900 expresaron su propósito inicial de participar en el proceso electoral. Al final participaron 341 ACs. y 63 PIs, junto a 17 partidos políticos.

4.- El proceso electoral fue corto, apenas un mes, que perjudicó a las agrupaciones ciudadanas recién conformadas. Como podía esperarse por la situación del país, la agenda electoral dominante fue una mezcla de temas nacionales, como el empleo, y temas estrictamente locales. Uno de los referentes discursivos más repetidos fue la idea vehiculada por la cooperación internacional, del “municipio productivo”, cuyo contenido nunca fue claro para la mayor parte de los candidatos, que en muchos casos tuvieron que inventar sobre la marcha sus propuestas. El déficit o ausencia de propuestas elaboradas y de planes de “gobierno municipal”, hizo que muchos candidatos, amparándose en la idea de promover la “participación popular”, aseguraran que lo que harían como alcaldes será lo que lo pidan los “vecinos”, transfiriendo sobre los votantes una responsabilidad propia de los que buscaban ser elegidos. .La improvisación de muchos candidatos intentó ser cubierta por exhibiciones de atributos personales en canto, cocina, rostro, música, deporte. De todos modos, quizá esta fue la campaña electoral menos mediática y más de puerta a puerta.

Lo que debía ser para todos una renovación de la política, sobre todo después de octubre, terminó siendo una repetición apenas disimulada de las prácticas clientelistas tradicionales, ya convertidas en sentido común de la política.

5.- Una primera constatación del proceso electoral es el hundimiento electoral de los que aún quedaban en pié como partidos “tradicionales”, después del desplome en la elecciones de 2002 del sistema de partidos constituido en 1985. El Movimiento
Nacionalista Revolucionario( MNR) y el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, (MIR), ambos de centro izquierda, que gobernaron con el anterior Presidente de la República , ahora pagaron la factura pendiente de “octubre” de 2003, perdiendo la mitad de los votos nacionales obtenidos en las elecciones municipales de 1999, y más de la mitad en las diez ciudades más
importantes del país. El MNR. partido histórico de la revolución de 1952, fue el más afectado, pues obtuvo el más bajo porcentaje electoral de toda su historia, que apenas supera el 5 %, en la ciudades más importantes y hoy es el quinto partido del país luego de haber sido el primero en las dos últimas décadas. Sin embargo, estos partidos seguirán sobredimensionados en el parlamento, pero sin peso electoral en el país.

A esta derrota debe sumarse otra, la de Nueva Fuerza Republicana( NFR)., partido de centro que se presenta como no tradicional y que estuvo a punto de ganar las elecciones de junio de 2002. En las recientes elecciones ratificó su declinación ostensible, expresada en su bastión de Cochabamba donde logró menos del 10% de la votación cuando en elecciones municipales anteriores, había ganado con más del 50%.

Globalmente estos resultados municipales son congruentes con los datos de encuestas nacionales de los últimos meses sobre apoyo partidario.

6.- Sin embargo, esta recomposición de fuerzas, que de algún modo prolonga los resultados del 2002, más que producir un nuevo mapa político, deja vacíos de representación, pues los partidos desplazados y pivotes durante años, no fueron reemplazados por otros. Lo que existe ahora es un escenario político nacional con fuerte fragmentación política, sin partidos nacionales, excepto el Movimiento al Socialismo( MAS).

El MAS es un “partido” ganador con atenuantes y hoy es la primera fuerza política del país, pero con una votación fuertemente “occidentalizada”. Aunque saltó del 3 % en 1999 a más del 20% en el 2004 , sus resultados fueron inferiores respecto a sus
expectativas y potencialidades dada la crisis del país y la de los partidos “tradicionales”. Sus esfuerzos de “moderación” no han cristalizado en un apoyo de la clase media, que sigue sintiéndose sociológicamente ajena al MAS. y a su “líder”. El MAS no ganó en ninguna capital de departamento y su votación es equivalente a la de las elecciones de 2002. Podría decirse que las ACs y los PIs, sobre todo estas últimas, le restaron votos.

Los otros dos pretendientes a partidos nacionales, el Movimiento Sin Miedo (MSM). y la Unidad Nacional (UN), tienen, en el primer caso, una votación regionalizada, particularmente en La Paz, y en el segundo, aún no es de gravitación nacional.

7.- Los que ganaron fueron los “líderes” regionales que se postularon a su reelección,, pero que tuvieron que abandonar a los partidos que los habían hecho alcaldes en 1999, para convertirse en cabezas de ACs. La posibilidad de recomponer el espacio político nacional a partir de los “lideres” regionales es poco factible, dado que tienen un anclaje y visión localista muy fuertes, como porque un intento de hacer lo mismo hace algunos años con los “generacionales”, igualmente alcaldes y caudillos exitosos, fracasó entre otras razones, porque ninguno de ellos estaba dispuesto a ponerse debajo del otro. Otro que ganó indirectamente fue el gobierno, pues el debilitamiento mayor de los partidos “tradicionales” no muy afectos al Poder Ejecutivo, debilita también al parlamento y con el que sus relaciones están crispadas desde hace varios meses.

8.- En cuanto a la novedad histórica de las Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, se puede decir que no estuvieron a la altura de sus promesas que fue la incorporar una nueva forma de “hacer política”, un estribillo que se repite en cada elección desde años. Quizá ello explica que hayan obtenido mucho menos de la mitad de los votos potenciales que daban las encuestas pre-electorales. La presencia de centenas de AC y PI dispersó el voto entre ellos y los perjudicó a todos. Con todo con su presencia contribuyeron a despartidizar aún más el voto partidario que en elecciones anteriores sumaban 95% del electorado. En esta primera elección con ACs y PIs es probable que el voto partidario hubiera perdido alrededor del 20% en favor de las AC y PI y el doble si no tomamos en cuenta al MAS.

Las ACs y PIs fueron impuestos desde fuera a partidos muy desprestigiados y en crisis de funcionamiento. Sin embargo no parecen ser el remedio a la crisis de representación política, que exige estructuras durables de mediación entre Estado y ciudadanía. Esta nueva experiencia se extenderá aún algunos años antes de que los partidos produzcan su propia “revolución”,
y las ACs y PIs prueben que sólo existen por defecto.

9.- De todos modos, y pensando en las elecciones nacionales de 2007, no sería razonable ningún intento de extrapolación. La anunciada Asamblea Constituyente(AC) para mediados de 2005, puede cambiar las reglas y alterar el juego de la política tan volátil en la coyuntura. El eclipsamiento de partidos y fuerzas nacionales acentúa las tendencias centrífugas y complicará ciertamente la tarea fundamental de la AC de “refundar” el país.


  Imprima este artículo.
  Recomiende este artículo.
  Opine en nuestro foro sobre este artículo.
 
PAISES
Nueva Mayoría.com
ARGENTINA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BOLIVIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BRASIL
Información General Encuestas Electoral Análisis
COLOMBIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
COSTA RICA
Información General Encuestas Electoral Análisis
CHILE
Información General Encuestas Electoral Análisis
ECUADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
EL SALVADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
GUATEMALA
Información General Encuestas Electoral Análisis
HAITI
Información General Encuestas Electoral Análisis
HONDURAS
Información General Encuestas Electoral Análisis
MEXICO
Información General Encuestas Electoral Análisis
NICARAGUA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PANAMA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PARAGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
PERU
Información General Encuestas Electoral Análisis
REP. DOMINICANA
Información General Encuestas Electoral Análisis
URUGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
VENEZUELA
Información General Encuestas Electoral Análisis
«« imprimir recomendar agregar a favoritos links contacto home
ObservatorioElectoral.org