Quienes somos
Países | 
Análisis
Biblioteca
Noticias
Agenda
ObservatorioElectoral.orgObservatorioElectoral.org
REPÚBLICA ARGENTINA: Análisis Últimos artículos
ENCUESTAS Encuestas
Sigue muy alta popularidad del presidente Kirchner
21 de Diciembre de 2003 (leer)

ELECTORAL Electoral
En el 2003, el peronismo logra el mayor predominio político-electoral de los últimos veinte años
25 de Noviembre de 2003 (leer)

DOWNLOADS Downloads
Código Electoral Argentino

El regreso del federalismo político como eje del conflicto
Por Julio Burdman
[10 de Mayo de 2004]

En las últimas semanas, la cuestión del federalismo político volvió al centro de la escena. La intervención federal en Santiago del Estero y los conflictos crecientes en San Luis, expresan las crisis de gobernabilidad en los estados provinciales. Las pujas alrededor de la coparticipación federal de impuestos, mostró el aspecto más peligroso de la siempre tensa relación Nación-Provincias.

La experiencia de los últimos años -que son los de la crisis más profunda de la historia constitucional argentina- señala que la cuestión provincial emerge cuando el elemento nacional de la política entra en problemas. Tremendos hitos recientes fueron la reactivación de la "liga de los gobernadores" entre la etapa final de la administración De la Rúa y el primer trimestre de Duhalde (cuando el Congreso demostró inexistencia política), el festival de las cuasimonedas (cuando desde la Casa Rosada, aunque después se intentó subirse al caballo, no se pudo controlar las decisiones financieras autárquicas de las provincias) o el perfil excesivamente regionalista del voto en abril de 2003 (cuando, como si cada provincia fuera otro país, los patagónicos votaron a Kirchner, los norteños a Menem y los cuyanos a Rodríguez Saá). Como el estado de naturaleza que temían los clásicos, la provincialización es lo que nos queda cuando se quiebran los contratos: la fortaleza de las provincias como actores políticos coincide con la debilidad de los partidos, la ausencia de liderazgo presidencial y el fracaso de las instituciones nacionales. Igual que en 1820.

Argentina nació así, provincializada. La construcción de la Argentina se dio a través de guerras entre estados provinciales. Lo que fue uniendo a las provincias a través de la historia, fueron las instituciones formales (el Estado y la ley), y también los acuerdos y soluciones de la política (1853, Roca, la UCR, Perón, los militarismos). No es casualidad que entre 2000 y 2002, cuando las instituciones languidecían y de la política quedaba poco y nada, algunos comenzaban a temer una disolución nacional.

La crisis política que estalla 30 meses atrás, ¿se superó, o fue cubierta por el manto de la popularidad de Kirchner? En mi opinión, la respuesta está más cerca de la segunda opción que de la primera.

La crisis que derrocó a De la Rúa fue al mismo tiempo política, económica y social. Pero sus aspectos políticos fueron detonantes claves. Sintetizando, podemos decir que la desaparición de la Alianza, la salvaje interna peronista (Menem vs. Duhalde), y la pulverización de la confianza de la sociedad en sus dirigentes, se combinaron para formar una bomba de tiempo. La ausencia de partidos, de liderazgo y de cohesión social, hizo que los graves problemas sociales y económicos que padecía el país se multiplicaran por diez.

En análisis económico, se define al crecimiento del nivel de actividad en 2003-2004 como "recuperación". Sin embargo, hubo recuperación económica post-default, pero no recuperación política post-20/12/01. Es comprensible, porque los tiempos de la política son más lentos. Están los nuevos partidos (Recrear, ARI), pero ninguno logra la fuerza que tuvo la Alianza o la vieja UCR, y los peronistas continúan siendo los dueños solitarios de la política. El peronismo, a su vez, superó la brutal guerra Menem vs. Duhalde y hoy son todos "antinoventistas", pero no por eso dejó de ser una confederación de caudillos provinciales sin liderazgo definido y sin otro propósito que la supervivencia (en palabras de Chiche Duhalde, una "cáscara vacía"). La población ya no lincha políticos por las calles, pero la crisis de representación está aún lejos de haber sido resuelta. Además de la pacificación de los ánimos -que no es poco-, lo único aparentemente novedoso en los hechos, el único indicador sólido de "recuperación política", es la popularidad del presidente Kirchner.

Pero la popularidad presidencial no durará para siempre, y hasta es probable que decaiga en lo que resta del año. No sería raro que así sucediera, porque los ciclos de popularidad se agotan en nuestro continente más rápido de lo que debieran. El problema es que, si nuestra metáfora anterior es correcta, después de la popularidad nos enfrentamos nuevamente con los problemas que quedaron ocultos bajo la alfombra. No quiere decir que sobrevenga el caos, pero sí el recuerdo de que la política en su conjunto está frágil y que los problemas que provocaron la crisis política 2001-2002 siguen vigentes. Como decíamos, no habrá nada nuevo. Debajo de la popularidad de Kirchner hay un sólo partido, el PJ, que carga sobre su espalda con todos los conflictos y pujas de la política. Las que, a falta de otros partidos, se le meten adentro. Por izquierda y por derecha, todos intentan participar de la competencia peronista.

El problema es que el peronismo es todo lo que queda, y al mismo tiempo que el peronismo sigue sin funcionar bien como partido. De hecho, no es un partido, y eso se va a notar cada vez más una vez que la popularidad de Kirchner caiga por debajo del 50%. Aunque todos nuestros dirigentes políticos (el Presidente, los gobernadores, la mayoría de los legisladores) son peronistas, el todopoderoso partido justicialista no está en condiciones de dirimir conflicto alguno; más bien, los produce. Los peronistas sólo se preparan para chocar o sobrevivir el choque. Así como no pueden definir su liderazgo ni organizar sus estructuras partidarias, tampoco pudieron encauzar la crisis de Santiago del Estero, ni apoyar al también peronista Rodríguez Saá: en ambos casos, el PJ miró el derrumbe de dos gobernadores como si los hechos afectaran a otra fuerza política. Frente al diseño de un nuevo régimen fiscal federal, a duras penas los peronistas pueden pujar para su propio molino y hablar en nombre de sus estados provinciales. Frente al futuro y frente a los problemas, el sentido de pertenencia de los peronistas -es decir, de pertenencia a un mismo partido, que rema para el mismo lado- se muestra demasiado bajo.

El regreso de la cuestión provincial, sea en forma de crisis de gobernabilidad o de puja entre los estados provinciales y la Nación, surge en nuestra historia como consecuencia de la fragilidad de la política para evitarla. Las recientes crisis provinciales, y la incapacidad de acordar un nuevo régimen fiscal nacional, son indicadores más que suficientes para advertirnos sobre el mencionado regreso, y sobre la existencia de una fragilidad política que impide realizar acuerdos y resolver conflictos más institucionalmente. De la política, decíamos, por ahora sólo nos queda un peronismo fragmentario, que en lugar de ser un mediador de conflictos, es una cáscara vacía que los potencia. No se trata de desesperar más de la cuenta, pero sí de estar alerta: debajo del manto de la popularidad de Kirchner, existe un cuadro frágil porque los problemas más profundos de la política siguen sin resolverse.


  Imprima este artículo.
  Recomiende este artículo.
  Opine en nuestro foro sobre este artículo.
 
PAISES
Nueva Mayoría.com
ARGENTINA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BOLIVIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BRASIL
Información General Encuestas Electoral Análisis
COLOMBIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
COSTA RICA
Información General Encuestas Electoral Análisis
CHILE
Información General Encuestas Electoral Análisis
ECUADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
EL SALVADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
GUATEMALA
Información General Encuestas Electoral Análisis
HAITI
Información General Encuestas Electoral Análisis
HONDURAS
Información General Encuestas Electoral Análisis
MEXICO
Información General Encuestas Electoral Análisis
NICARAGUA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PANAMA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PARAGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
PERU
Información General Encuestas Electoral Análisis
REP. DOMINICANA
Información General Encuestas Electoral Análisis
URUGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
VENEZUELA
Información General Encuestas Electoral Análisis
«« imprimir recomendar agregar a favoritos links contacto home
ObservatorioElectoral.org