( Quienes somos )
( Países | ·.· )
( Análisis )
( Biblioteca )
 
OBSERVATORIO ELECTORALLogo OBSERVATORIO ELECTORAL
( )
 
 
INFORMES
PREELECTORALES
[+]
( ARGENTINA (Oct-14-01) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( NICARAGUA (Nov-04-01) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( PARAGUAY (Nov-18-01) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( HONDURAS (Nov-25-01) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( CHILE (Dic-16-01) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( COSTA RICA (Feb-03-02) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
[+]
( COLOMBIA (Mar-10-02) )
Información General Encuestas Electoral Análisis
««  imprimir  recomendar  agregar a favoritos  links  contacto  home  
 
Nueva Mayoría.com
 
REPÚBLICA DE CHILE - ANALISIS  
 

Elecciones parlamentarias cambian cuadro político
Por Francisco Rojas Aravena
[28 de Diciembre de 2001]

Francisco Rojas Aravena
ENCUESTAS Encuestas 
¿La participación electoral más baja de la historia chilena?
ELECTORAL Electoral 
Resultados provisorios por distritos.
  IMPRIMIR imprimir 
  RECOMENDAR recomendar 
  OPINAR recomendar 

Las elecciones parlamentarias del 16 de diciembre de 2001 reafirmaron a los dos grandes bloques políticos en Chile. Por un lado la coalición de Gobierno que ganó las elecciones, obteniendo 48% de los votos y 63 diputados. La Alianza por Chile, la coalición opositora, obtuvo una cifra un poco superior al 44% y 57 diputados (la cámara de diputados tiene 120 escaños).

Lo anterior evidencia que la diferencia entre los grandes bloques se ha reducido a poco más de un 3%. Los resultados señalan que tanto el gobierno como la oposición, en cuanto a bloques, han ganado; eso es efectivo en ambos casos. El Gobierno ganó porque obtuvo más votos y más representantes, también la oposición porque aumentó de manera significativa su votación y el número de representantes.

En base a lo anterior se puede afirmar que el gobierno ganó, pero no logró la mayoría del país, es decir, una cifra superior al 50% de los votos. Obtiene la mayoría en la Cámara de Diputados, y sin embargo, no tiene lo necesario para aprobar con votos propios leyes de quórum calificado, aún las más simples. Desde el punto de vista más general se puede señalar que para el Gobierno este es un triunfo importante dado el contexto en el cual se desarrollaron las elecciones: una alta tasa de desempleo (10%) y con un crecimiento bajo (3.5%) respecto a las tasas a las cuales el país estaba acostumbrado en la última década (10%).

La oposición ganó, pero no logró obtener el 50% de la representación parlamentaria, a la cual podía aspirar sobre la base del sistema binominal vigente. Por otra parte la oposición, si bien aumentó de manera importante los votos en las grandes ciudades y en especial en la Región Metropolitana, tampoco obtuvo la mayoría de la votación en el Senado.

Si bien desde la perspectiva de los grandes bloques, ambos pueden señalar que ganaron, cuando se analiza más en profundidad los resultados electorales, estos muestran situaciones muy diversas. En primer lugar se debe destacar el avance y triunfo de la UDI, la Unión Demócrata Independiente. Este es hoy el primer partido político del país, con una votación cercana al 25%, lo que representa un aumento en su caudal de votos que prácticamente duplica los resultados que había obtenido en la elección de 1997. A su vez, este partido con una dirigencia consolidada y con un líder indiscutido, candidato a la presidencia de la república, que aumentó su caudal de votos en las grandes ciudades.

En forma paralela se puede señalar que el principal derrotado en esta elección fue la Democracia Cristiana. Ésta redujo su votación a casi el 19%, lo que representa una baja de 4 puntos desde 1997, en la elección de diputados anterior. El problema principal para la Democracia Cristiana es que la reducción en la votación, se expresó en la pérdida de 14 diputados. Esto tiene un efecto de envergadura en el que ha sido, desde el año 1965, el principal partido político del país. No obstante lo anterior, la Democracia Cristiana sigue siendo el principal partido de la coalición gobernante y uno de los principales de Chile.

Renovación Nacional también es otro partido derrotado, si bien no bajó de manera sustancial su votación; incluso desde el punto de vista de la elección de los representantes obtuvo un buen resultado. La forma en la cual se desarrolló la campaña, los recursos que se destinaron a ésta y el relacionamiento con el principal partido del bloque opositor, la UDI, hace que Renovación Nacional exprese un fuerte resentimiento hacia las políticas "hegemónicas de la UDI" y en especial por el tipo de humillación al cual la UDI somete a su principal líder y presidente, Sebastián Piñera.

Sin embargo, lo más significativo a lo largo de este proceso fue que quienes se automarginan de él, representan la mayoría del país. El 40.59% de quienes están habilitados para participar en el proceso no lo hicieron. Los no inscritos superan el 20% entre los mayores de 18 años.

Todo lo anterior significa que estamos ante un sistema de representación, generado por el sistema binominal, que se encuentra bloqueado y que pudiese producir complicaciones importantes en la gobernabilidad del sistema político. Mas aún, la capacidad de gobernabilidad pudiera verse muy afectada si desde distintos sectores se buscara un desgaste gubernamental, y aún su fracaso, como una forma de afianzar opciones futuras. Buscar la "argentinización" del país podría tener graves consecuencias en el largo plazo.

De allí que el gobierno del presidente Lagos buscó ordenar la agenda política colocando un gran énfasis en la agenda social. Pasados los primeros días, después de las elecciones, el gobierno llamó a todos los partidos con representación parlamentaria para analizar la agenda que presentará el gobierno al parlamento y en la que se definen las principales áreas sobre las cuales priorizará su acción en el campo social, económico y político.

Estas prioridades son:

  1. Reforma al mercado de capitales. Aumento del acceso al crédito a las Pymes.
  2. Concluir acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y Europa.
  3. Reducir la estacionalidad del desempleo con hasta 150.000 empleos creados con apoyo público.
  4. Fomentar la inversión y la protección al usuario en sectores de electricidad, sanitarias, telecomunicaciones y pesca.
  5. Agilizar 120 trámites de administración central y 50 de los municipios.
  6. Impulsar la reforma a la salud.
  7. Aumentar el acceso y la calidad de la educación superior mediante becas.
  8. Intensificar la lucha contra la droga.
  9. No a la discriminación: Desarrollo Indígena.
  10. Más acceso a la vivienda a los grupos de menores ingresos.

El debate en el parlamento en el período que se inicia el 11 de marzo del 2002 hasta el 11 de marzo del 2006 tendrá, a diferencia de los períodos anteriores, dificultades para disciplinar y organizar a los parlamentarios. Éstos tenderán a buscar mayores márgenes de autonomía, y en el contexto de un sistema que marca un empate numérico y dificultades para alcanzar consensos en leyes con quórum calificado, hará muy difícil la tarea de legislar, a menos que se concierten políticas de largo plazo de carácter nacional.

Desde el punto de vista de la renovación de los parlamentarios, solamente un tercio de los mismos ingresa por primera vez. Otro de los resultados es que aumentó la participación femenina Congreso subiendo, a 15 el número de mujeres representantes.

Resultados electorales: votación nacional diputados 2001

LISTA VOTOS PORCENTAJE DIPUTADOS ELECTOS
Partido Comunista 318.638 5.21% 0
Partido Humanista 69.265 1.13% 0
Alianza por Chile 2.703.701 44.27% 57
Partido Liberal 3.453 0.05% 0
Concertación por la Democracia 2.925.800 47.9% 62
Independientes fuera de Lista 86.283 1.41% 1
Validamente emitidos 6.107.140    
Fuente: (http://www.elecciones.gov.cl)
 
Opine en nuestro foro sobre este artículo.
Recomiende este artículo.
Imprima este artículo.