Quienes somos
Países | 
Análisis
Biblioteca
Noticias
Agenda
ObservatorioElectoral.orgObservatorioElectoral.org
REPÚBLICA ARGENTINA: Análisis Últimos artículos
ENCUESTAS Encuestas
Ballotage: El gobernador de Santa Cruz ganaría por cuarenta puntos
5 de Mayo de 2003 (leer)

ELECTORAL Electoral
2003: La primera elección presidencial Argenina con segunda vuelta
22 de Marzo de 2003 (leer)

DOWNLOADS Downloads
Código Electoral Argentino

Un complejo escenario de gobernabilidad para Kirchner
Por Julio Burdman
[15 de Mayo de 2003]

El 14 de mayo es un día especial en la historia de Carlos Menem. En 1989, un 14 de mayo ganaba su primera elección presidencial. El 14 de mayo de 1995, lograba su reelección. Y ocho años después, un 14 de mayo, renuncia a la segunda vuelta electoral creando un escenario político inédito en la Argentina.

Menem argumenta su renuncia en la superación de la antinomia 'menemismo-antimenemismo'. La que, reeditando en cierta forma la historia de Perón, se convertía en el centro de la política argentina. Estratégicamente, estimó que su posición -y la de lo que se conoce como 'menemismo', que no es más que un reducido número de dirigentes sin estructura territorial- sería más sólida al retirarse de la competencia habiendo 'ganado' en primera vuelta, que enfrentando una derrota aplastante. Muchos dirigentes provinciales y municipales que ahora deberán enfrentar las elecciones que vienen, fueron de esta opinión. El Código Electoral Nacional -que reglamenta a la Constitución en la materia- dice claramente que, en caso de renuncia de una de las fórmulas, se proclamará a la otra. Kirchner asumiría el poder en diez días.

La renuncia afecta, en lo inmediato, a las formas de la sucesión: deja a Kirchner con muy poca "luna de miel" ante la opinión pública. Un ballottage le hubiera permitido un triunfo por amplio margen, superando tal vez la votación que obtiene el propio Perón, en septiembre de 1973, cuando lograba el 61,9% de los votos; ese triunfo importante, sin embargo, hubiera tenido impacto en el período inicial, ya que el respaldo real surge de la primera vuelta y no del ballottage -nadie en Francia cree que Chirac haya sido votado por el 82% de los franceses. Pero ya no lo tiene.

Por lo tanto, de haber podido ser el presidente más votado de la historia, superando a Perón en 1973 -las encuestas le atribuían a Kirchner dos de cada tres votos válidos- pasará a ser el menos votado, con menos aún que el radical Illia en 1963 -que llega al poder con el 25%de los votos solamente.

La comparación con Illia, sin embargo, es poco feliz, ya que aquella fue una experiencia inestable en el contexto de un país habituado a los trinfos mayoritarios y los liderazgos predominantes. Con sólo el 22%, Kirchner se vería forzado, como nunca antes en la historia argentina, a llamar a un gobierno de coalición en el que Duhalde se convertiría en pieza clave.

El debate sobre la gobernabilidad y los mecanismos institucionales para afrontar esta inédita renuncia ocuparán la discusión de los próximos días. La clave de estos días claves, será la resolución del conflicto potencial alrededor de la renuncia de Menem.

Duhalde, nuevamente, aparece como el gran ganador del juego político nacional. El calendario electoral de lo que resta del año, con elecciones legislativas y de gobernador, mostrará el fortalecimiento del movimiento peronista, pese a su división electoral.

El conjunto del peronismo será, por definición, la base de gobernabilidad de Kirchner; el espacio natural donde podrá buscar apoyos y respaldos para gobernar. A su vez, Kirchner parte con diferentes niveles de respaldo entre los radicales y frepasistas en el Congreso y las gobernaciones. Por lo tanto, si sumáramos a todos los que potencialmente podrían respaldar a Kirchner, sin oposición articulada, estamos hablando de la gran mayoría del sistema político argentino. Sin embargo, su núcleo duro de apoyo es significativamente débil: en una política provincializada y 'territorializada' como es la argentina tras la profunda crisis que comienza casi dos años atrás, el "kirchnerismo"-por provenir de la segunda provincia más chica del país- es inexistente.

Entre ambos extremos, entre el todo y la nada, está la alianza de Kirchner y Duhalde, la base de sustentación de su llegada al poder. Kirchner dependerá tanto de Duhalde, el nuevo 'hombre fuerte' de la Argentina tras la renuncia de Menem, que es probable que el comienzo de su gobierno sean difíciles de distinguir. En un país sin cultura de consensos como el nuestro, la fragmentación política que derivó en esta nueva crisis presenta un desafío importante a la gobernabilidad de los años venideros.


  Imprima este artículo.
  Recomiende este artículo.
  Opine en nuestro foro sobre este artículo.
 
PAISES
Nueva Mayoría.com
ARGENTINA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BOLIVIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BRASIL
Información General Encuestas Electoral Análisis
COLOMBIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
COSTA RICA
Información General Encuestas Electoral Análisis
CHILE
Información General Encuestas Electoral Análisis
ECUADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
EL SALVADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
GUATEMALA
Información General Encuestas Electoral Análisis
HAITI
Información General Encuestas Electoral Análisis
HONDURAS
Información General Encuestas Electoral Análisis
MEXICO
Información General Encuestas Electoral Análisis
NICARAGUA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PANAMA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PARAGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
PERU
Información General Encuestas Electoral Análisis
REP. DOMINICANA
Información General Encuestas Electoral Análisis
URUGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
VENEZUELA
Información General Encuestas Electoral Análisis
«« imprimir recomendar agregar a favoritos links contacto home
ObservatorioElectoral.org