Quienes somos
Países | 
Análisis
Biblioteca
Noticias
Agenda
ObservatorioElectoral.orgObservatorioElectoral.org
Biblioteca: Valores, percepciones y actitudes hacia la democracia
Una visión comparada latinoamericana: 1996-2001
Por Daniel Zovatto G.
Senior Executive de International IDEA y Director del Observatorio Electoral Latinoamericano
INDICE

2. Las razones del descontento con la democracia

Las transiciones hacia la democracia de finales de la década de 1970 operadas en Ecuador, República Dominicana y Perú impulsaron una tendencia regional que culminó con las transiciones de Panamá, Chile, Nicaragua y Paraguay alrededor de 1990. Pese a que en algunos casos el proceso de transición estuvo acompañado de una gran incertidumbre y dejó puntos importantes de conflicto social pendientes de resolver, en términos generales los ciudadanos acogieron el advenimiento de la democracia, dando paso a un renovado sentido de optimismo y confianza en el futuro político de sus países.

Tanto ciudadanos como partidos políticos experimentaron una rápida reactivación e iniciaron el desempeño de sus funciones básicas, ocupando los espacios que dejaron vacantes los militares salientes u otros civiles hasta entonces en el poder. En los países que tenían poca experiencia previa con el gobierno democrático, el proceso de transición fue inevitablemente más arduo ya que conllevó no solo la creación de instituciones y procedimientos democráticos, sino también la formación de una nueva cultura institucional que los participantes debían internalizar. Lo típico fue que en los casos en que las instituciones democráticas ya funcionaban pero habían dejado de operar durante interregnos militares, la instauración del imperio de la ley y de prácticas democráticas resultó un proceso más rápido y menos complicado.

Durante los primeros años de vida democrática, la actitud predominante de la población fue dar a las instituciones recién instauradas un respiro para que asumieran sus responsabilidades y cumplieran con sus papeles. Como era de esperar, en la mayoría de los casos esta luna de miel democrática no duró mucho tiempo. Las demandas de la ciudadanía crecieron, los conflictos sociales se reactivaron, y en la mayor parte de los casos la desilusión con el pobre desempeño de los gobiernos democráticos se intensificó.

Una proporción de este progresivo descontento puede atribuirse a la siempre negativa correspondencia existente entre las expectativas idealizadas sobre la democracia, por una parte, y por la otra, a su desempeño real en el contexto de coyunturas políticas y económicas difíciles. Sin embargo, también se pueden identificar una serie de factores más específicos que contribuyen a la creciente insatisfacción con el desempeño de las instituciones democráticas, los cuales tienen su origen ya sea en coyunturas regionales o en fenómenos de carácter más global.

Es indudable que el contexto socioeconómico que enfrentan la mayoría de los gobiernos latinoamericanos contribuyó a socavar esta reserva inicial de fe ciudadana en las instituciones democráticas. La fuerte disminución en los préstamos externos, las crisis de financiamiento público y los exorbitantes índices inflacionarios fueron los indicadores de que los anteriores modelos estatistas y proteccionistas de desarrollo no eran viables. Ante tan significativos desequilibrios macroeconómicos y limitaciones financieras, los gobiernos democráticos se vieron obligados a adoptar políticas de ajuste fiscal u otras políticas de austeridad y, en algunos casos, a reducir la esfera estatal y su influencia en la economía. Si bien estas medidas estaban destinadas a promover el crecimiento económico en el largo plazo, lo cierto es que estas políticas exacerbaron las dificultades económicas inmediatas, en especial para los sectores pobres, e intensificaron las tensiones sociales. Independientemente de sus causas últimas, los gobiernos e instituciones democráticas absorbieron la culpa que les achacó la ciudadanía ante los dolorosos efectos de los remedios adoptados en sus esfuerzos por superar la crisis económica.

En segundo lugar, en muchos casos tanto los políticos como las instituciones agravaron estas dificultades coyunturales con un pobre desempeño. La población reaccionó negativamente ante situaciones como la incapacidad de los gobiernos de tomar decisiones sensatas y eficaces; el aumento de la pobreza, la desigualdad social y el desempleo, y el incremento de la corrupción. Al mismo tiempo, la insatisfacción ciudadana surgió como resultado de las continuas deficiencias en la observancia de los valores democráticos. De acuerdo con Freedom House, para el año 2000 sólo nueve de los 18 países latinoamericanos son clasificados como "libres", en tanto los restantes nueve están calificados como "parcialmente libres" debido a las deficiencias para garantizar los derechos civiles así como en el ámbito de la libertad de expresión y de la organización política6 .

Cabe recordar, empero, que las tendencias observadas en todo el mundo en relación con el apoyo político a la democracia, incluyendo las más consolidadas, apuntan a la posibilidad de que otros fenómenos más globales sean responsables de la creciente desilusión de la ciudadanía con las instituciones democráticas. Un estudio reciente revela una tendencia mixta en cuanto a las diferentes dimensiones del apoyo al régimen en las democracias establecidas7 . El apoyo al ideal de democracia se mantiene sólido, si bien el nivel de satisfacción con el desempeño del régimen democrático varía de acuerdo al tiempo y el lugar, sin mostrar ninguna tendencia clara.

Entre los posibles factores subyacentes a la decepción con los políticos y las instituciones en las democracias consolidadas y en las emergentes, se encuentra el cambio en las modalidades de representación política como resultado del final de la Guerra Fría, el ascendiente de la televisión y otras formas de comunicación masiva y la globalización de la política. En consecuencia, las bases ideológicas o de clase en que tradicionalmente se han cimentado la identidad política de la ciudadanía y la cohesión de los partidos se han visto minadas. Así, ciudadanos y partidos se han visto hasta cierto punto desorientados, al tiempo que han surgido temas nuevos tales como el medio ambiente, los derechos humanos, la delincuencia, etc, que las estructuras tradicionales de representación se esfuerzan por incorporar en las agendas de las democracias8 .

Asimismo, el creciente peso de la publicidad y las noticias televisadas ha acentuado la personalización de los vínculos entre funcionarios públicos y la ciudadanía, y ha socavado la importancia de los partidos políticos como instituciones intermediarias. Es posible que el deterioro en la identificación ciudadana con determinados partidos políticos y la pérdida de confianza en las instituciones representativas que han experimentado las democracias consolidadas se origine en esta alteración de las líneas históricas de división social así como en los cambios en las modalidades de competencia electoral y representación. Finalmente, cabe citar que otro factor que trasciende lo regional es la pérdida de poder por parte de los gobiernos centrales,desde arriba, debido a la globalización de la política y la economía y, desde abajo, debido a los procesos de descentralización.

 
PAISES
Nueva Mayoría.com
ARGENTINA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BOLIVIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
BRASIL
Información General Encuestas Electoral Análisis
COLOMBIA
Información General Encuestas Electoral Análisis
COSTA RICA
Información General Encuestas Electoral Análisis
CHILE
Información General Encuestas Electoral Análisis
ECUADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
EL SALVADOR
Información General Encuestas Electoral Análisis
GUATEMALA
Información General Encuestas Electoral Análisis
HAITI
Información General Encuestas Electoral Análisis
HONDURAS
Información General Encuestas Electoral Análisis
MEXICO
Información General Encuestas Electoral Análisis
NICARAGUA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PANAMA
Información General Encuestas Electoral Análisis
PARAGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
PERU
Información General Encuestas Electoral Análisis
REP. DOMINICANA
Información General Encuestas Electoral Análisis
URUGUAY
Información General Encuestas Electoral Análisis
VENEZUELA
Información General Encuestas Electoral Análisis
«« agregar a favoritos links contacto home
ObservatorioElectoral.org